Inicio

Arte Semilla

En el año 2001, llegamos a Madre de Dios, para conocer su diversidad e intensidad en la Reserva Nacional Tambopata, y de la mano con Educación Ambiental encontramos las semillas de palmeras y la YARINA; Phitellephas macrocarpa, con la que Christian entonó desde el primer contacto, es así como en el año 2005 con la llegada de nuestra primera semilla, Cristina Asiri; empezamos este viaje; Familia Semillita Sol. Nuestra segunda semilla Q´orianka; nos trajo las montañas para encontrar nuestro lugar en las faldas del Apu Pitusiray, Calca, Cusco. Y así con la tercera semilla Kai, caminamos en el intento constante de aprender, conservar, crear y disfrutar.

plantula yarina

«Queremos ser Semilla otra vez,

para empezar el nuevo ciclo»